La evolución de la sociedad nos está llevando en los últimos años a un deterioro de la salud debido al sedentarismo. En el caso de nuestros alumn@s esto se multiplica, ya que si contabilizamos las horas que pasan sentados en las aulas más las horas que pasan en su casa frente a un ordenador, consola o móvil, haciendo poco más que mover los dedos y fijar la vista, nos encontraremos con niños y niñas con problemas de salud. El sobrepeso ha aumentado en los últimos años debido a los cambios en los hábitos alimenticios y la falta de ejercicio físico. También nos encontramos cada vez más en nuestras aulas  alumn@s con problemas de espalda, la mayoría de las veces relacionados con la falta de tono o debilidad muscular.